El vuelo AR1060, que traerá las primeras 300 mil dosis de la Sputnik V, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Sheremétievo de la capital rusa a las 11:01 (hora argenina), tras poco más de 15 horas de vuelo. El regreso está previsto para mañana al mediodía.

Según está previsto, la aeronave permanecerá en suelo ruso entre 4 y 6 horas, de acuerdo al proceso de carga de las vacunas y los procedimientos de aduana, para luego emprender el regreso y aterrizar en Buenos Aires mañana antes del mediodía.

“Los camiones ya están entrando al Aeropuerto Internacional de Moscú-Sheremétievo, y el avión está llegando en un par de horas para cargar los containers”, dijo esta mañana Pablo Ceriani, titular de Aerolíneas Argentinas, en diálogo con Radio 10.

Según indicó ayer, las 300 mil dosis vendrán en la bodega del avión “en unos separajes que se llaman ‘termobox’, con un gel refrigerante al que también se le puede agregar hielo seco y que mantendrá durante 60 horas las vacunas a una temperatura de 18 grados bajo cero”

El avión Airbus 330-200, especialmente modificado en su interior para el transporte de las vacunas, partió con una dotación de 20 personas, compuesta por una tripulación de cuatro comandantes, cuatro copilotos y dos de “backup”, además de tripulantes de cabina y técnicos.

Abrir chat