El rompehielos ARA Almirante Irízar (RHAI) zarpará este martes del puerto de Buenos Aires con casi 300 científicos y militares, cerca de 1.800 metros cúbicos de cargas generales y 650.000 litros de gasoil antártico a bordo, que deberá distribuir entre las 13 bases que Argentina opera en su territorio antártico.

“La Antártida es bella pero cuando está tranquila hay que aprovechar y operar tan rápido como se pueda, porque cuando cambia el clima no perdona y un error te puede dejar varado o costarte la vida”

El buque dispone de una bodega de barriles y otras tres de cargas generales, además de una frigorífica destinada a los alimentos con 80 metros cúbicos refrigerados y 40 metros cúbicos de antecámara, además su hangar permite operar dos helicópteros SeaKing que pueden trasladar hasta dos toneladas de carga en cada vuelo cada uno.

Junto a los helicópteros, el rompehielos también dispone de lanchas de desembarco de personal y vehículos que permiten llevar desde el buque hasta la costa cuatro toneladas de carga en cada viaje.

Musso Soler afirmó que “la misión del buque es el despliegue y repliegue de personal de cargas desde y hacia las bases antárticas argentinas”.

“En estos momentos -añadió-, hay unas 200 personas que están en las bases permanentes desde el año pasado a las que debemos traer de regreso y llevar a sus relevos a través de los distintos medios aéreos y navales que forman parte de la Campaña Antártica de Verano (CAV)”.

Comparte en :
Abrir chat
Hola! Gracias por comunicarte con A919-TV
¿Cómo podemos ayudarte?