La Policía de Formosa reprimió este viernes en la capital provincial con balas de goma y gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes, en su mayoría comerciantes y trabajadores ambulantes y del sector privado, que protestaban en las calles próximas a la sede de la Gobernación por la decisión de volver a la fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) que implica la suspensión de la mayor parte de las actividades económicas y la movilidad de personas.

La medida fue tomada el jueves por las autoridades de la ciudad capital, la más importante de la provincia en cuanto a población y actividad y una de las pocas junto a Clorinda que cuenta con un nivel de actividad privada considerable, en la zona de la Argentina con la más alta proporción de empleo público y al mismo tiempo el menor nivel de recursos propios, al punto que cerca del 95% de los ingresos totales de la administración formoseña provienen de la Coparticipación Federal.

La Policía de Formosa reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos.

Al grito de “Queremos trabajar” cientos de personas se movilizaron a la casa de gobierno, donde el reclamo derivó en un duro enfrentamiento con la policía, que lanzó gases lacrimógenos y disparó balas de goma contra los manifestantes. Minutos más tarde, las redes sociales se plagaron de mensajes sobre la situación que se vive en la ciudad capital.

“Formosa no tiene legitimación, el Presidente tiene que tomar medidas. Formosa está desbordada, acá no hay estado de derecho”, denunció Grabriela Neme, concejal de Formosa, quien asistió a la protesta y apuntó contra la represión policial.

“La Casa de Gobierno fue objeto de agresiones muy violentas de parte de los manifestantes, hoy el grupo era mayor”, agregó González.

Protestas y represión en Formosa
Protestas y represión en Formosa

Comparte en :
Abrir chat
Formosa: incidentes en la capital por vuelta a la fase 1