Kicillof precisó que esa concepción “llegó a denominar a algunos intendentes como los Barones” en relación a jefes comunales del conurbano y sostuvo que “hay que demoler eso”.

Dijo también que con el gremialismo “pasa algo similar” y aseguró que “es mentira que esté compuesto prioritariamente por hombres, pero hay un techo para que las mujeres accedan a conducciones”.

“Es como un prejuicio que opera casi en forma natural. Por eso hacia falta esta escuela, para discutir la tradición machista y terminarla”, consignó.

Durante el acto, el gobernador estuvo acompañado por el ministro de Ciencia y Tecnología, Roberto Salvarezza; la presidenta del Conicet, Ana Franchi; el diputado Hugo Yasky; el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo; y la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz, entre otros.

Díaz detalló que la escuela “recoge una articulación interinstitucional inédita en la que la perspectiva de género recorre la provincia y el país y se aborda de todos los sectores sociales, sindicales y en la institucionalidad”.

“Son épocas de cambio y en el sindicalismo las mujeres hacen enormes recorridos en forma presencial aunque a veces están invisibilizadas y la idea es fortalecer sus liderazos”, puntualizó.

Cómo funcionará la escuela
Según se informó, la ESiGen tiene como objetivo “formar, investigar y generar cultura en materia de género para la acción sindical, posibilitando la construcción de ambientes laborales de equidad y protección contra las violencias, y de promoción de derechos”, informaron desde el Conicet, que ofrecerá la infraestructura edilicia y sus espacios de investigación para su funcionamiento.

La nueva escuela ofrecerá la diplomatura en géneros, feminismos y diversidad para la acción sindical, así como otros trayectos formativos, seminarios y talleres sobre nuevos saberes y prácticas, con sus titulaciones y certificaciones.

Además, conformará un espacio artístico sobre la temática y, a mediano plazo, será sede de equipos de investigación.

Asimismo, tiene como propósito desarrollar el Centro de Varones para recoger, escuchar, analizar y tratar a varones en situación de violencia en el ámbito laboral y sindical, y crear el Archivo de la Voz de las Mujeres Sindicalistas, como una apuesta por reconstruir las memorias de las experiencias de trabajadoras y referentes sindicales.

La institución cuenta con el impulso del Conicet, la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (Cicpba), la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la UNLP, el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense y la Asociación Bancaria.

La ESIGen tiene sus antecedentes en experiencias desarrolladas en Alemania, Gran Bretaña, Italia, Brasil, Chile y Colombia, además de otras iniciativas de formación impulsadas por sindicatos argentinos.

Asimismo, se focalizará en las prácticas militantes y toma de decisiones, en el afianzamiento de nuevas formas de conducción de grupos de trabajo y colectivos sociales, en la generación de nuevas ideas o proyectos laborales y en la redacción de convenios colectivos de trabajo y marcos legales de protección a las mujeres y personas LGBT+, principalmente de las travestis y trans, debido a que la discriminación dificulta su ingreso y mantenimiento en el mercado laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *