El consejo directivo de la CGT reclamó el martes al Superintendente de Servicios de Salud (SSS), Eugenio Zanarini, que la campaña del Estado y la vacunación contra el coronavirus de forma gratuita a la población “sean financiadas con recursos del Tesoro Nacional, para evitar la sangría de las obras sociales”.

Una carta dirigida al funcionario y firmada por los integrantes del consejo directivo Héctor Daer, Carlos Acuña y José Luis Lingeri detalló “la actual situación del Sistema Nacional del Seguro de Salud y las posibilidades del Fondo Solidario de Redistribución, por lo que es preciso detener su sangría”.

La central obrera aseguró que ese Fondo de Redistribución se hizo cargo, con recursos propios y durante todo el año, de las prestaciones cubiertas a través del Sistema Unico de Reintegros (SUR), de la discapacidad, de las vías de excepción y la Covid-19, en un contexto de la caída de la recaudación por la pandemia.

“El conjunto de agentes del seguro de salud, con excepciones que no se ubican en las llamadas ‘obras sociales sindicales’, tampoco está en condiciones de financiar de forma individual la provisión de la vacunación de su población cubierta”, puntualizó.

La CGT reclamó a Zanarini en su misiva que el Tesoro Nacional asuma “el costo de financiación de la compra y provisión de la vacunación de toda la población encuadrada en el Sistema Nacional del Seguro de Salud (Leyes 23.660 y 23.661”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *