El presidente Alberto Fernández valoró este lunes el “rol central” de la juventud en el objetivo de “cambiar el mundo” y exhortó a no “callar” a los más jóvenes, sino a “abrirle las puertas” para que “actúen y reclamen”.

Fernández se pronunció así al encabezar, en la sede de Casa Patria Grande Néstor Kirchner, en el barrio porteño de Retiro, el acto de lanzamiento oficial del Consejo de Juventudes de América Latina y el Caribe (Cjalc), en su carácter de presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“Para mí es muy alentador que este Consejo lo podamos poner en marcha durante esta gestión porque la juventud tiene un rol muy importante en el mundo, signado por el dolor de una pandemia que no ocurre habitualmente y que definitivamente ha lastimado a la comunidad plena y se ha llevado más de seis millones de vidas”, reflexionó.

El jefe de Estado pidió además tener en cuenta que Latinoamérica y el Caribe son parte de la región “más desigual del mundo”.

“Quiere decir que hay una enorme brecha entre los que más concentran ingresos y los que menos perciben ingresos”, algo que “es intolerable”, porque “la ética de la política es tender la mano”, y ese es un “desafío” a afrontar “como comunidad latinoamericana y caribeña”, planteó.

En esa línea, el presidente instó a los jóvenes “a dar los debates de cara a la gente”, en un intento por “convencer a los ciudadanos” porque “si no lo hacemos vamos a seguir repitiendo la historia”, advirtió.

El flamante Consejo de Juventudes tiene como objetivo generar espacios de intercambio de ideas y contribuir a la formación de agentes de desarrollo que formulen propuestas integrales para toda la región.

El proyecto es desarrollado por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (Cipdh-Uesco) junto a la Celac, el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso) y la Casa Patria Grande.

La creación del Consejo de Juventudes de América Latina y el Caribe busca incorporar una perspectiva joven e intergeneracional al debate público y aumentar la representación de sus intereses en los espacios de diseño y toma de decisiones, además de impulsar la participación de esa franja como agente de cambio y promover el desarrollo de sus capacidades.

“La lucha por el cuidado del ambiente debe también ser una bandera que levantar en cada rincón del mundo y especialmente en América Latina”, subrayó en otro tramo de su discurso el presidente.

Sobre los efectos de la pandemia, el mandatario dijo conocer la “dificultad” que representa para los jóvenes “conseguir trabajo e insertarse en el mundo laboral”.

“Es algo que debe llamar nuestra atención; lo único que debemos hacer nosotros es no callarla (a la juventud) y abrirle las puertas para que salga, piense y reclame, para que sea partícipe de las decisiones”, declaró.

Fernández insistió: “Hay que hacerlos partícipes de la decisión, de la gestión de gobierno”.

En su análisis sobre el impacto de la pandemia, opinó que “el capitalismo, que ha triunfado en el mundo, tiene que hacer un replanteo sobre su ética porque si no ayuda a desarrollar a las sociedades, a generar trabajo y a desarrollar igualdad, entonces fracasa”.

“Este capitalismo financiero, que ha permitido que muchos ganen mucho y millones se empobrezcan, y que además ganen con la especulación solamente, no tiene sentido de ética y de nada; que nosotros seamos capaces de plantear esto ante el mundo, en un mundo tan desigual, es importante”, completó.

El mandatario estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero; la directora Ejecutiva de Cipdh-Unesco, Fernanda Gil Lozano; el director de Formación y Movilización del Conocimiento de Clacso, Nicolás Arata; y el director de la Casa Patria Grande, Matías Capeluto.

Capeluto agradeció al presidente por su segunda visita a la Casa Patria Grande y refirió: “La participación de las juventudes en el diseño de las políticas públicas es fundamental para ampliar las capacidades, desarrollar una alternativa colectiva adecuada a nuestras sociedades y transitar hacia un futuro mejor para todos y todas”.

Durante la ceremonia, de la que también participaron el ministro de Cultura, Tristán Bauer y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, cuatro jóvenes del Consejo provenientes de distintos países relataron sus experiencias en ese espacio.

“Determina muchos de los caminos que reafirman nuestro compromiso social y político para construir un mundo global”, dijeron.

Además, asistieron la embajadora de México en Argentina, Lilia Rossbach; la subsecretaria de Desarrollo Cultural de México, Marina Núñez Bespalova; y la primera secretaria de la embajada del Estado Plurinacional de Bolivia, Lourdes Norma Quispe Flores.

Comparte en :
Abrir chat
Hola! Gracias por comunicarte con A919-TV
¿Cómo podemos ayudarte?