Murió a los 86 años Marta Fort, la mama del recordado Ricardo.Según se pudo saber , la también cantante lírica falleció esta mañana por una arritmia. Estaba internada desde hacía dos años y medio como consecuencia de un ACV. Como es costumbre de la familia, sus restos no serán velados, sino que irán directamente al cementerio del Memorial, en Pilar, y descansará al lado de su hijo.

Marta Campa, como era el verdadero nombre de la abuela de Martita Felipe Fort, se encontraba en el centro de rehabilitación Basilea, ubicado en la calle Solís, en el barrio de Monserrat. Madre además de Jorge Eduardo, se había casado con Carlos Fort, el heredero de la reconocida fábrica de chocolates, quien falleció hace más de una década.

Según allegados a la familia, las causas de su partida estaban ligadas a su edad, más que a un cuadro en particular. “Ella tenía marcapasos ya hace varios años y tuvo un paro cardíaco del que no pudo salir”. Debido a los protocolos vigentes desde el año pasado para frenar el avance del coronavirus, no estaba pudiendo recibir demasiadas visitas de su entorno.

Según allegados a la familia, las causas de su partida estaban ligadas a su edad, más que a un cuadro en particular. “Ella tenía marcapasos ya hace varios años y tuvo un paro cardíaco del que no pudo salir”. Debido a los protocolos vigentes desde el año pasado para frenar el avance del coronavirus, no estaba pudiendo recibir demasiadas visitas de su entorno.

Marta fue internada en enero del 2019, inicialmente debido a una trombosis pulmonar. Por esos días estuvo en el Hospital Italiano alrededor de tres semanas en coma farmacológico. Luego le detectaron un coágulo de sangre alojado en un sector de los pulmones. Fue por eso que no pudo estar presente en la fiesta de 15 de su nieta. Hasta ese momento la mujer se encontraba activa. Incluso concurría asiduamente a la fábrica ubicada en el barrio de Almagro.

Cuando le preguntaban cómo lograba mantenerse activa, compartía su fórmula: “El secreto es que cuando vos caminás por el mundo y la gente te dice cosas, no hay que absorber la negación de los demás, las malas ondas no van. No podemos vivir de la negación del pasado porque no nos deja vivir el futuro y el presente”.

Aunque al casarse con Carlos dejó su labor como cantante, la música siempre la acompañó y fue de ella de quien Ricardo heredó su amor por lo artístico. Incluso, en la despedida de “el Comandante”, ella decidió recordarlo con una sonrisa y repartió discos a los allí presentes.

Abrir chat
Murió Marta, la mamá de Ricardo Fort