Carlos Dini, el desplazado delegado en Córdoba de la Administración Nacional de Materiales Controlados (Anmac – exRenar), fue procesado, detenido y embargado por un millón de pesos, acusado por los delitos de abuso de autoridad, violaciones de deberes de funcionario público, peculado y falsificación de sellos oficiales, en el marco de una maniobra de defalco de la oficina local del organismo que administra y regula la tenencia de armas y explosivos. 

Cuando Dini estaba al frente, la sede del ex-Renar Córdoba, ubicada en Colón al 1800, era una de las más poderosas del país, junto con la de la Ciudad de Buenos Aires no sólo recibía la información para gestionar las credenciales de legítimo usuario, sino que también autorizaba la impresión de las mismas.

“Es por ello que Dini frente a esta delegación no solo era responsable del personal y encargado del depósito de lo recaudado por el cobro de cada trámite, sino que además intervenía en la toma de trámites y en el envió e impresión de credenciales de legítimos usuarios, tenencias y tarjeta de consumo de municiones”, dice la resolución del juzgado federal N°1, a cargo de Ricardo Bustos Fierro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *