Horacio Rodríguez Larreta lo tenía definido desde ayer a la noche y lo terminó de consensuar este mediodía en el almuerzo que convocó de urgencia en el comedor principal de la sede de gobierno de la calle Uspallata: a última hora de la tarde, el jefe de la Ciudad dará la respuesta oficial a la decisión de Alberto Fernández de recorte de la coparticipación porteña y anunciará que recurrirá a la Corte Suprema.

El jefe de Gobierno almorzó en el salón contiguo a su oficina junto a Diego Santilli, Felipe Miguel y sus cerebros del equipo de comunicación; los senadores Martín Lousteau y Guadalupe Tagliaferri, los diputados Maximiliano Ferraro y Paula Oliveto, y Sergio Abrevaya. “Horacio nunca va a demostrar si está enojado. Pero sí estaba raro”, aseguró a este medio uno de los comensales.

Lousteau, que desde el verano asesora a Rodríguez Larreta por este tema y que tiene un acuerdo con él en la Ciudad, fue anoche el más contundente. Es lógico: la sucesión porteña está entre sus objetivos.

La decisión de este miércoles del Presidente de anunciar una quita del 1.18% -unos $40.000 millones- de la porción que la Ciudad recibe por coparticipación para financiar, según explicó, un fondo fiscal destinado a paliar la crisis salarial de la Policía bonaerense -el decreto fue publicado esta mañana en el Boletín Oficial-, sorprendió a la cúpula de la administración local.

Fernández y Rodríguez Larreta no hablaban puntualmente de ese rubro desde marzo, cuando la crisis sanitaria se apoderó de la agenda pública. Tampoco tuvo más novedades el ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, que desde anoche está abocado al análisis del impacto de la decisión de la Casa Rosada en las arcas de la Ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *