El club dará este jueves “un paso histórico” con la primera lectura de la Ley de Rezonificación en la Legislatura porteña, lo que representa un avance hacia la construcción de su nuevo estadio en Boedo.

El secretario del club, Miguel Mastrosimone, comento que el proyecto que se tratará este jueves en el recinto “privilegia la opinión de todos los vecinos” con el afán de satisfacer demandas “deportivas, sociales, culturales, recreativas y de seguridad” que mejorarán las condiciones del distrito.

“El barrio de Boedo tiene mucho para ganar y San Lorenzo mucho para dar. El proyecto de Ley de Rezonificación se hizo con la participación de más de 20.000 vecinos contactados dentro de la Comuna 5 para evaluar todas las necesidades”, respaldó Marcelo Culotta, integrante de la Mesa de Trabajo por la Vuelta a Boedo.

El proyecto de Ley de Rezonificación tendrá este jueves su primera lectura en el recinto con la expectativa de una aprobación por “amplia mayoría” entre los legisladores de todos los bloques.


Los pasos siguientes serán la organización de una Audiencia Pública para que todos los vecinos tengan la posibilidad de expresarse sobre el regreso del club a Avenida La Plata 1700 y finalmente, la segunda lectura que convertirá al proyecto en ley.

A partir de entonces, el club quedará habilitado para el inicio de las obras que exceden lo estrictamente referido al estadio: “Estamos hablando de un proyecto integral, real, y eso puede verse en el plan urbanístico que estamos firmando”, advierte Mastrosimone.

La Vuelta a Boedo interpreta “las cosas que le faltan al barrio”, explica el secretario general del club. “Va a traer espacios verdes, modernidad, seguridad, iluminación, una escuela en uno de los barrios con mayor demanda de vacantes y hasta un cuartel de bomberos, que hoy el barrio no tiene”, detalla.

“No queremos un barrio de gomerías y concesionarios de autos para que a las 7 de la tarde ya no pase ni el loro”, graficó Mastrosimone.

“Todo es para beneficio del barrio No hablamos sólo de un estadio sino de áreas culturales, sociales, deportivas y de toda índole. Una muestra de esto son los 70 años en los que funcionó el viejo Gasómetro con todas sus instalaciones”.

Como contrapunto de esa situación, Culotta, socio vitalicio y refundador del club, recordó que “hubo un supermercado (Carrefour) durante 35 años que nada le ofreció al barrio, lo único que hizo fue comerciar”.

“El supermercado no le dio modernidad ni crecimiento a Boedo, en cambio, lo que le espera con San Lorenzo es todo para bien, de hecho así lo opina la cámara inmobiliaria”, coincidió Mastrosimone.

De todos modos, el proyecto de Vuelta a Boedo encontró una minoritaria oposición en un sector vecinal, que a juicio de ambos, responde a rivalidades futbolísticas.

“Creo que, conociendo a algunas de las personas que intervienen en las marchas (contrarias a la vuelta), hay algún partidismo de camiseta rival. Conocemos a los que forman parte de ese pequeño núcleo”, advirtió Culotta, miembro de la agrupación sanlorencista Jacobo Urso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *