Choferes de la línea de colectivos 60 realizaban en la mañana del jueves una protesta frente a la sede de la empresa Monsa, en la localidad bonaerense de Ingeniero Maschwitz, y anunciaron un corte en la autopista Panamericana a la altura del kilómetro 42.5 del ramal Escobar, en reclamo de un plan de vacunación para los conductores y protocolos sanitarios para evitar los contagios en las unidades de transporte.

El delegado de la línea 60, Esteban Simonetta, señaló que la protesta es en reclamo de “protocolos para el transporte, un plan de vacunación para todos los trabajadores del sector que estamos expuesto y tenemos temor ante la segunda ola que viene muy fuerte”.

Respecto a las medidas de seguridad para reducir las posibilidades de contagio en los colectivos, Simonetta afirmó que “fueron exitosas las medidas de anularse la puerta delantera, colocar un nylon detrás del chofer y que solo viajen pasajeros sentados porque eso asiló al chofer y no estuvo en contacto directo con el pasajero”.

En ese marco, planteó que esas medidas “deberían volver” y consignó que plantearon la necesidad de reforzar el control del cumplimiento de esos protocolos tanto al Ministerio de Transporte como de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

Sobre la iniciativa de mantener abiertas las ventanas de los colectivos, opinó: “Con las ventanas abiertas en invierno va a ser peor el remedio que la enfermedad. No me parece una medida adecuada que resuelva la aireación de las unidades”.

La medida no paraliza el servicio de transporte de pasajeros de la Línea 60 pero “seguramente habrá algunos retrasos” en la histórica línea, que en su mayoría une los municipios de Tigre, Escobar y San Isidro con el barrio porteño de Constitución.

También se pidió por paritarias

Por

Abrir chat
Choferes de la línea 60 reclaman vacunas y cumplimiento de protocolos