Las iniciativas tuvieron su mayor impulso durante la pandemia de coronavirus, cuando las autoridades detectaron que “a las mujeres les costó más acceder a los productos de gestión menstrual”.

Distintas jurisdicciones del país implementan programas de gestión menstrual, con provisión gratuita de kits de protección e higiene, y de acceso a las copas menstruales, un dispositivo “más económico y sustentable”.

Estos planes, así como la presentación de proyectos en las legislaturas provinciales, tuvieron su mayor impulso durante la pandemia de coronavirus cuando, según la directora de Economía, Igualdad y Género de la Nación, Mercedes D’Alessandro, las autoridades detectaron que “a las mujeres les costó más acceder a los productos de gestión menstrual”.

“Si una mujer no tiene dinero suficiente para gestionar de manera digna algo tan básico como su menstruación, menos podemos hablar de empoderamiento o de cerrar brechas de género”, advirtió días atrás la funcionaria cuando disertó en la Universidad Nacional del Nordeste, en Chaco.

“Si una mujer no tiene dinero suficiente para gestionar de manera digna algo tan básico como su menstruación, menos podemos hablar de empoderamiento o de cerrar brechas de género”MERCEDES D’ALESSANDRO
El informe del gobierno nacional “Justicia Menstrual: Igualdad de género y gestión menstrual sostenible”, presentado en mayo, señaló que el costo anual delas toallitas y tampones incorporados al programa Precios Cuidados equivale al 46% del ingreso mensual promedio de una persona.

Y, alertó que para quienes perciben la Asignación Universal por Hijo, el costo anual se eleva al 52% de su ingreso mensual, es decir que, al año, destinan más de una AUH en comprar estos productos.

Ante ello, D’Alessandro sostiene que esta problemática es parte “de la agenda económica y social del Gobierno Nacional” que busca “elaborar políticas de producción amigables con el medio ambiente, de empleo, empoderamiento y autonomía económica de las mujeres”.

La fachada del edificio del Congreso de la Nación se iluminó el 28 de mayo de rojo, en el marco del Día Mundial de la Higiene Menstrual y con el fin de dar visibilidad a una temática prioritaria de género.La fachada del edificio del Congreso de la Nación se iluminó el 28 de mayo de rojo, en el marco del Día Mundial de la Higiene Menstrual y con el fin de dar visibilidad a una temática prioritaria de género.

Buenos Aires
En el caso de Buenos Aires, el gobierno bonaerense entregó junto a la fundación Banco Provincia a municipios y cárceles de mujeres más de tres mil copas menstruales y para ello se hizo “una capacitación previa de sensibilización porque en algunas compañeras todavía genera desconfianza su uso”, explicó a Télam, Lucía Portos, subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia.

En junio último, se entregaron copas menstruales en la unidad carcelaria número 8 de Los Hornos, con el programa Gestión de la Higiene Menstrual en Contexto de Encierro que además promueve la gestión sustentable de la higiene menstrual a través de talleres y la producción de toallitas higiénicas.

“La Copa menstrual te da autonomía, no hay que ir a comprar toallitas y además del costo tiene un beneficio ambiental”LUCÍA PORTOS
“La Copa menstrual te da autonomía, no hay que ir a comprar toallitas y además del costo tiene un beneficio ambiental, ya que es un dispositivo mucho más cuidadoso con el medio ambiente, más que las toallitas desechables y para muchas usuarias es mucho más cómodo, no produce alergias, no hay que cambiarlas tan seguido”, explicó Portos.

Y, agregó que “una contra que tiene la copa menstrual y es algo que hay que pensar antes de entregarlas, es que se requiere que en la vivienda haya agua potable”.

La funcionaria dijo que se realiza “un seguimiento para saber si funcionó o no” y resaltó que “la copa menstrual es bien recibida y hay voluntad de utilizarla” porque, dijo, “es un tema que tiene mucha demanda, no necesitamos incentivarla”.

Incluso, señaló, “hay muchas concejalas que han presentado proyectos en sus Concejos Deliberantes para que el municipio se haga cargo de la compra”.

El intendente de San Martín, Fernando Moreira, quien el 2 de julio recibió esas donaciones dijo a Télam que “es muy importante porque nos permite llegar a muchísimas más mujeres y personas menstruantes a través de una política de Estado que busca achicar las brechas de la desigualdad”.

Lucía Portos: "La Copa menstrual te da autonomía, no hay que ir a comprar toallitas y además del costo tiene un beneficio ambiental".Lucía Portos: “La Copa menstrual te da autonomía, no hay que ir a comprar toallitas y además del costo tiene un beneficio ambiental”.

Santa Fe
En Santa Fe, la Cámara de Diputados dio en agosto de 2020 media sanción a un proyecto de ley que garantiza el derecho al acceso a los productos necesarios para una gestión de higiene menstrual “segura, eficaz y digna”.

El texto reconoce a la gestión de la higiene menstrual como “una de derechos humanos” y en su artículo 3 menciona, entre los elementos aptos, a la copa menstrual, por lo que impulsa su suministro efectivo, gratuito e irrestricto, como el de otros implementos.

Chubut
En Chubut dos municipalidades implementan la entrega de copas menstruales gratuitas. La pionera en la materia fue Dolavon, una pequeña comuna ubicada en el valle inferior del río Chubut, con un “plan municipal de gestión menstrual” dirigido a “las mujeres de bajos recursos” que además de la entrega de las copas menstruales brindó charlas de ginecólogas.

La ciudad de Comodoro Rivadavia, la más poblada de la provincia, también implementó “el Programa de Accesibilidad a productos de Gestión Menstrual Sustentable” en mayo para impulsar “un plan de estudios médicos y acceso a copas menstruales en un trabajo articulado entre las secretarías de Mujer, Género, Juventud y Diversidad con el área de Salud”.

Misiones
En Misiones, la comisión de Salud y Seguridad Social de la Legislatura provincial aprobó en marzo la implementación de la Campaña de Gestión Menstrual en la provincia, en el marco del Mes de la Mujer.

La diputada provincial Anazul Centeno, integrante de la comisión, señaló a Télam que “se logró distribuir a partir del 8 de marzo y en toda la provincia unas 2.500 copas menstruales, que sirvieron para informar y enseñar sobre su uso”.

Además, la Legislatura tiene pendiente el tratamiento de dos proyectos de ley que establecen la creación del Programa de Provisión Gratuita de Elementos de Gestión Menstrual, destinado a todas las personas carentes de recursos para proveerlas de toallas higiénicas (descartables o reutilizables), tampones o copas menstruales.

En Chubut dos municipalidades implementan la entrega de copas menstruales gratuitas.En Chubut dos municipalidades implementan la entrega de copas menstruales gratuitas.

Catamarca
En Catamarca, tres municipios aprobaron ordenanzas para abordar la Gestión Menstrual como Derecho.

En marzo, el Concejo Deliberantes de San Fernando del Valle aprobó una ordenanza que establece “la entrega gratuita y obligatoria, a niñas, adolescentes y mujeres que se encuentren entre la menarca y el climaterio, de productos higiénicos que forme parte de los elementos necesarios para la gestión menstrual” para “asegurar un marco igualitario, protectorio y asistencial para el desarrollo y el cuidado de la salud”.

Luego, se sumaron a esta iniciativa el municipio de Valle Viejo y el de Saujil.

La organización política TRIBU, que representa a mujeres y diversidades en pos de disminuir desigualdades, lleva adelante en la provincia la Campaña de Gestión Menstrual Como Derecho.

Las consignas a favor de la gestión menstrual, en la campaña por el aborto legal. Las consignas a favor de la gestión menstrual, en la campaña por el aborto legal.

Mendoza
En Mendoza, la Dirección Provincial de Género y Diversidad que depende de la Secretaría de Desarrollo Social confirmó que ha comprado una partida de copas menstruales para entregar en los refugios de mujeres víctimas de violencia de género y al colectivo LGTBQ.

Tierra del Fuego
En Tierra del Fuego, el municipio de Ushuaia ya aplica una ordenanza sancionada en julio de 2020 por el Concejo Deliberante que estipula la distribución gratuita de elementos para la gestión menstrual a niñas, adolescentes y mujeres en situación de vulnerabilidad.

La iniciativa, que entiende a la salud menstrual como “un derecho básico”, contempla la realización de un relevamiento para “conocer la composición familiar de quienes requieran los insumos”, a la vez que garantiza la difusión del proyecto a través de los medios de comunicación.

San Luis
En San Luis, la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad, lanzó en abril el programa de gestión menstrual sostenible “Yo Menstrúo”, que apunta a la capacitación, sensibilización, acompañamiento y entrega de kits menstruales a niñas y adolescentes de la provincia.

“Esta política aporta a la educación sexual, ayuda al medio ambiente frente a la utilización de materiales reutilizables y disminuir desechos sanitarios, y también la economía familiar”, expresó la secretaria de la Mujer provincial, Ayelén Mazzina.

El programa estima llegar a 40.000 sanluiseñas en los próximos tres años y comenzó a aplicarse en pueblos y parajes del interior, para luego llegar a los grandes centros urbanos.

Abrir chat