El Banco de la Nación Argentina ya tuvo dos presidentas mujeres, Felisa Miceli y Mercedes Marcó del Pont. Pero, más allá de ese cargo eminentemente político, nunca había dejado la máxima responsabilidad operativa en manos una mujer. Desde el 1º de abril, tras el vencimiento del mandato provisorio actual, el cargo será para María del Carmen Barros, que hasta ahora es subgerente general del sector Banca Empresas. Así lo averiguó NA en exclusiva, aunque no habrá comunicación formal ni oficial al respecto.

La decisión de encumbrar a Barros fue tomada este jueves en la reunión del directorio, por unanimidad. Esto supone un apoyo a su presidente, Eduardo Hecker, que fue el principal impulsor de la designación. Las diferentes fuerzas políticas presentes en el directorio (La Cámpora, peronismo histórico y hasta el lavagnista Matías Tombolini) jugaban sus fichas a otros candidatos, pero sin embargo aceptaron la propuesta de Hecker.

Desde el primer momento, cerca del presidente del Banco Nación defendieron la designación de Barros. “Será la primera mujer en asumir la gerencia general del banco, un verdadero hito histórico”, se entusiasmó un allegado a Hecker. “Una decisión en la línea del protocolo de igualdad de género y las políticas inclusivas para el colectivo LGBT”, agregó.

Aunque, más allá de la nobleza y corrección política que encierran estos objetivos, la apuesta de fondo es relanzar la gestión de una entidad donde no siempre coinciden los pedidos del directorio con la velocidad de lo que se conoce como “la línea”, el personal de carrera sin el cual ningún banco ni organismo del Estado puede funcionar.

Por

Abrir chat
El Banco Nación nombró a una gerenta general por primera vez en su historia