Al momento de ir a un puesto policial en la calle Pico, de Malvinas Argentinas, Esteban, de 44 años, ni recordaba que la cámara de video instalada en la ventanilla frontal de su auto había registrado todo lo sucedido pocos minutos antes.

Este operador tecnológico residente en el partido bonaerense ni había caído en la cuenta de que ese documento audiovisual permitiría documentar en vivo y con lujo de detalles cómo se padece un robo a mano armada a pocos metros del propio hogar.La historia sucedió el domingo cerca de las 8:25 de la mañana en una calle de barro que el protagonista de la historia eligió no especificar. “Estaba volviendo a casa desde mi trabajo y justo antes de estacionar le pegué un grito a mi esposa para que me empezara a abrir el portón”Para describir la situación vivida, ya no hacen falta muchas más palabras en el relato de Esteban. La cámara de seguridad dentro de su auto permitió registrar cómo dos delincuentes lo abordaron a plena luz del día, le apuntaron con un arma al rostro y lo amenazaron con meterse dentro del vehículo. También quedó retratado cómo la historia no tuvo un desenlace trágico cas de manera milagrosa.¡Dame el celular!”, “¡Dame la plata!”, eran algunas de las frases que le gritaron los dos ladrones durante el robo mientras Esteban trataba de demostrarles que no contaba con dinero en efectivo en su billetera.

Vi que la cosa se estaba estirando. Les decía que no tenía más plata para darles y uno de ellos me seguía golpeando el vidrio del acompañante para meterse. En un momento, vi que tenía el arma apuntando para cualquier lado, como si estuviera descansando y ahí me la jugué a dar marcha atrás y tratar de escaparme”, explicó Esteban

Hoy, viendo las imágenes, reconozco que arriesgué muchísimo mi vida. No sé si lo volvería a hacer”, aseguró.

Comparte en :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola! Gracias por comunicarte con A919-TV
¿Cómo podemos ayudarte?