El precio de la carne subió 6% en mayo y acumula un 76% en un año

En medio de la tensión entre el campo y el Gobierno por el cierre de las exportaciones de carne, los precios de los diferentes cortes en el mercado interno subieron 6% en promedio en mayo y el rubro acumula un 76,2% en un año.

Así lo indica un informe del Instituto de Promoción de Carne Vacuna Argentina (IPCVA).  La muestra bajo análisis está restringida a 80 carnicerías y 40 supermercados de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Estos números se dan en medio de la puja que se viene dando entre el Gobierno y el campo por el cierre temporal de las exportaciones de carne vacuna.

En mayo, los cortes que más subieron fueron el osobuco y la picada común, trepando un 10%. Sigue la tortuguita, con un alza del 8%.

En el acumulado del año, el asado de tira es el corte que más subió, superando un 90% en comparación mayo de 2020 contra mayo de este año. Le continúa la falda, con una suba del 85% y en tercer lugar, quedó el vacío con un incremento del 84%.

Uno de los motivos de la suba de la carne tuvo que ver con el paro del campo que se extendió por 14 días. Previo al cese de comercialización de hacienda, las categorías destinadas al consumo interno (novillitos y vaquillonas) tuvieron una suba del orden del 10 al 20% en el mercado de Liniers que luego se trasladó hacia el consumidor.

Recién el viernes pasado se dio un ingreso masivo de cabezas en el principal mercado concentrador pero los valores se mantuvieron o cayeron levemente en comparación a lo que se comercializó previo a la medida de fuerza dispuesta por la Mesa de Enlace. 

En tanto, del mismo informe se desprende que también las otras carnes mostraron incrementos. Por ejemplo, el precio del pollo fresco tuvo un alza del 2%, alcanzando un acumulado de casi 60% y el pechito de cerdo, subió 3,8% y llegó al 67% en un año.

Mientras el Gobierno continúa con el objetivo de ir a fondo contra la informalidad en el sector cárnico. El domingo la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inició un operativo de fiscalización sobre los 154 frigoríficos más grandes del país y afirma que hasta el momento detectó irregularidades en 9 de cada 10 establecimientos.

“Los establecimientos investigados explican el 72% de la faena total. Los procedimientos abiertos por las áreas de fiscalización permitieron identificar maniobras de subfacturación y/o no declaración de operaciones en el 90% de los frigoríficos relevados”, afirmaron desde la AFIP, y añadieron que “se detectaron matarifes (usuarios de servicio de faena) que recurrieron al uso de facturas apócrifas, sociedades sin sustancia y prestanombres, para comercializar más de 500.000 cabezas de ganado entre 2018 y 2020″.

Comparte en :
Abrir chat
No encuentra techo