El dato surgió de las pericias realizadas a los cuerpos de dos de los cinco fallecidos que investiga la causa. También se determinó que la sustancia fue “inyectada de manera intencional”.

Los resultados de autopsia concluyeron que dos bebés que murieron a poco de nacer en el Hospital Materno Neonatal Ramón Carrillo, de la ciudad de Córdoba, perdieron la vida como consecuencia de “exceso de potasio” que fue “inyectada de manera intencional”, informaron fuentes vinculadas a la causa que investiga por el momento cinco fallecimientos, por los cuales hay una enfermera detenida e imputada.

Según se consignó, el informe de la autopsia detalla que “se detectaron sustancias tóxicas incompatibles con la vida”.

Los datos forenses corresponden a dos de los cuerpos de bebés fallecidos, del total de cinco casos que investiga el fiscal Raúl Garzón.

Este lunes Garzón recibió a los abogados querellantes y representantes legales de los empleados del centro de salud público provincial, donde ocurrieron las muertes.

El funcionario judicial informó a los letrados sobre aspectos de la tarea investigativa, y sobre los trámites procesales que realiza para determinar si, además de la enfermera detenida e imputada, hay otros responsables sobre la presunta mala praxis o intencionalidad de los resultados arrojados por las autopsias.

Comparte en :
Abrir chat
Hola! Gracias por comunicarte con A919-TV
¿Cómo podemos ayudarte?